Así se hace

hausmarke se embotella de forma profesional en una fábrica de cervezas. Desde el depósito en el que se elabora la cola hasta las cajas terminadas hay un largo camino.

 

En el primer cilindro se desgasifica el agua para hausmarke, en el segundo se le añade el ácido carbónico y, a continuación, se mezcla con el resto de los ingredientes.

Al mismo tiempo comienza la preparación de las botellas y cajas. En esta máquina las botellas se extraen de las cajas y tanto las cajas como las botellas se dirigen a la máquina enjuagadora.

 

 

Las cajas reciben una ducha bien caliente.

Las botellas se limpian varias veces en una máquina enjuagadora de 7 metros de longitud. Por abajo entran los objetos sucios, por arriba salen de nuevo relucientes.

 

Entonces se colocan…

…para el control visual. Aquí todas las botellas son inspeccionadas, primero por una persona, después mecánicamente, para comprobar su limpieza. Al mismo tiempo, son secadas por aire caliente.

 

 

A continuación, se introducen en la curva en dirección a la instalación de llenado.

A la izquierda en la imagen, en el viraje de llenado se toman las botellas, se llenan cuidadosamente y, a la derecha, salen de nuevo llenas.

 

 

Entonces, en un segundo viraje se les coloca la chapa, y hausmarke se conserva fresca hasta que se le retira la chapa para degustarla.

Durante todo el proceso de llenado, un experto controla repetidas veces con un espectrómetro el contenido en azúcar.

 

 

Después del llenado, las botellas reciben una ducha para eliminar las gotas de cola externas que hayan podido salpicar.

En la serpentina aguardan las botellas para recibir su etiqueta.

 

 

Y en la siguiente máquina…

…las etiquetas se extraen de una en una del taco, se pegan a la botella con un pegamento espumoso…

 

 

…y quedan fijadas correctamente.

Entonces, las botellas y las cajas vuelven a verse en una máquina…

 

 

…y vuelven a salir juntas tan contentas. Después de un último control de calidad profesional (por muestreo)...

 

 

…se despiden las cajas con Café-Cola Hausmarke fresca para dirigirse al almacén.

¡El equipo de la instalación de llenado (que, por supuesto, está compuesto por más de una persona) lo dado todo y ha hecho un buen trabajo para que todo el mundo pueda disfrutar del placer de la nueva Café-Cola!